APRENDI!!!

Esta Semana quisiera compartir con ustedes una Reflexión que efectué cuando cumplí ocho (08) años de Ifa, ya que deseo transmitir nuevamente lo que se puede aprender en esta hermosa Religión, la cual la debemos llevar con orgullo y sobre todo colocarla en Alto con nuestras buenas acciones, para demostrar al mundo que esta es una Religión para ser el bien, con la finalidad de desmontar matrices de opinión en donde todavía existen personas que piensan y expresan que la Religión Yoruba o quienes la practicamos sólo hacemos el mal.

Antes de continuar quisiera señalar que quienes practicamos La Religión Yoruba, somos los que representamos a esas entidades en la tierra, somos los que trasmitimos sus mensajes a través de las herramientas otorgadas en ceremonias para tal fin, es decir no podemos pretender que, si una persona es Awo de Orumila, es Orunla en la Tierra o si una persona tiene Coronado Eleggua, es Elebara en la tierra, con todo respeto pienso que eso no es así. Desde mi punto de vista como lo señalé anteriormente, opino que nosotros representamos a cada una de esas Deidades quienes conforman el Panteón Yoruba, y por ende debemos demostrar su pureza y la intensión que tienen ellos de ayudar o salvar a las personas, no de destruirlas o hacerle algún mal.

Bueno aquí la Reflexión en la que busco transmitir lo que se puede aprender de esta Hermosa Religión:

Ante todo que Olodumare, Olofin, Orula, Ángeles de la Guarda, Santos, Eggun y Entidades Espirituales Bendigan y sigan llenando protegiendo y resguardado a los integrantes de la Casa Religiosa. Primeramente agradecido con todas las Entidades por estar cumpliendo  8 años de IFA lo que equivale a 96 meses que es igual a 2.922 días, lo cual no los llevo a horas porque no todas las horas de estos 8 años he trabajado la Religión, pero si puedo decir que todos los días de estos maravillosos años se lo he dedicado a mi Religión que es lo más grande y apreciado que he podido tener, gracias a mi Oluo Siguayu  Aramis Alberto García, Omo Oddun Ogunda Dio, a quien estaré agradecido aún después de haber pasado a otras tierras del Babalawo que soy.

He aprendido durante estos 2.922 días que he sido trabajador de las Entidades, quienes fueron lo que hicieron posible la formación de la Casa Religiosa, llevando a mi Ile  (casa) personas que los librara  de malas situaciones que pudiesen estar pasando utilizando las herramientas que para ese momento tenía, que a pasar del tiempo esas herramientas se fueron incrementando así como también se fueron incrementando, creciendo o apareciendo situaciones más fuertes a la cual me debía enfrentar para la salvación de una persona o en su efecto la de un Ahijado.  Porque esa es mi Misión, porque yo juré ante Olofin salvar a la Humanidad y porque es el deber de un Awo de Orunmila ante el mundo. Deber que he sabido llevar con pie firme a pesar de las vicisitudes que se me ha presentado durante estos 2.922 días,  pero que he sabido manejar agarrado de la mano de las Entidades a través de sus consejos;  consejos de actitud, de aptitud, consejos de resguardo y de defensa, consejos de cómo comportarme en mi vida religiosa y sobre todo consejos de equilibrio y equidad entre la vida religiosa, familiar y personal, porque todas ellas bien equilibradas te hacen grande ante la vida terrenal y humilde ante las Entidades.

En estos 2.922 días he aprendido lo siguiente: que nunca debo olvidarme de donde vengo, cuales son mis raíces  y que deseo lograr sin destruir ni envidiar logros de otros; que la lealtad no se exige ella nace; que existe el libre albedrio;  que debemos tener esencia y valores religiosos donde quiera que estemos;   que la formación de una Casa Religiosa es aquella que surge o es formada por las mismas Entidades, que surge de la noche a la mañana, que en un abrir y cerrar de ojos sin pensarlo tienes ahijados;  aprendí que con los ahijados que comenzastes no van hacer los ahijados que se van a quedar contigo, unos se irán, otros se mudarán,  abandonarán la religión,  te traicionarán  y hasta se olviden de quien le tendió la mano y lo ayudó cuando más lo necesitaba;  aprendí que son los ahijados que te traicionan no las Entidades;  aprendí que las Entidades son más Agradecida que al mismo terrenal o ahijado que le distes la mano;  aprendí que no puedo pedir al iniciado y/o ahijado respeto para con mis Entidades si yo no les doy respeto; aprendí que no SE todo de Ifa, Santos, Eggun y de Entidades Espirituales pero comprendí  que no todo está escrito o aparece en los libros y que la verdad y los secretos sobre la religión no está en libros ni la tiene un sola persona;   aprendí que mi trabajo Religioso es evaluado y será Juzgado por las Entidades no por los terrenales; aprendí que el que Bendice no Maldice y el que Levanta no Destruye; aprendí que limpiarme de Brujería enviada por Ahijados para la destrucción de las Bases de la Casa Religiosa y sus integrantes y que se devuelva de donde vino,  no significa que le estás haciendo mal a ese Ahijado, sólo realicé la limpieza marcada o señalada por las Entidades  porque no fui yo quien levanto la mano;  aprendí que para estar en guerra se necesitan de dos y mi Casa Religiosa nunca tiene guerra con los demás; aprendí que Mi Casa Religiosa ES ÚNICA, no es mejor, no es Peor, no compite con otra casa, ni Igual a las Casas Religiosas Existente, sólo ES ÚNICA;  Comprendí que no debo cerrar las puertas de mi Casa Religiosa por actitudes y traiciones de mis ahijados porque los que quedan en la Casa y los que vendrán para que los ayuden no tienen la culpa; aprendí que lo importante es trabajar la Religión de Corazón independientemente del derecho a percibir y que el sacrificio para la entrega de una ceremonia debe ser hecha por el que la recibe y no por el que la entrega.  En fin me quedo corto con todo lo que he aprendido durante estos 2.922 días, pero sobre todas las Cosas aprendí que lo que estoy haciendo lo estoy haciendo bien y no porque lo digo yo, sino porque así lo han dicho las Entidades Santorales cuando he hablado con ellos y que fueron ellos conjuntamente con todas las Entidades de la Casa Religiosa sumando a todas aquellas entidades de los hijos  y/o  Ahijados que levante los que me pusieron un grano de arena para mi crecimiento.  Estaré para quien las Entidades deseen que yo este y seguiré trabajando la Religión hasta que ellos así lo decidan porque a ellos me debo y soy lo que soy gracias a ellos. Dios me los Bendiga a todos.

Que la Bendición de Olofin este siempre con nosotros.

Cito: “No hay Religión Mala, sino Malos Religiosos”  Seamos buenos Religiosos !!!

Iboru Iboya Ibosheshe.


 Awo Okana Trupon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s