IYANIFA

El día de hoy queremos reflexionar con un tema que ha dado mucho de que hablar en nuestra Religión, como es el caso de las “Iyanifa”; título que se le ha dado a las mujeres que pasan por consagraciones de IFA, con la finalidad de cumplir el mismo Rol de un Babalawo.

Dentro de IFA afrocubano existen la Apetebi, la Apeti Ayafa y la Iyanifa. Se defina como Apetebi a toda mujer que se le entrega en ceremonia conocida como Mano de Orunla un Ikofa fun, esto la convierte en seguidora de IFA y por ende Apetebi de Orunmila. Igualmente, a la esposa de un Babalawo se le considera Apeterbi, (asi no posea Ikofa fun) ya que en el signo Obara Rete señala en su patakie lo siguiente:

“Orunmila tenía una hija con una mujer que conoció en uno de sus viajes espirituales, quien sufría de lepra, enfermedad que orunmila curó, después de esto desposó a esta mujer y tuvo esta hija, a la cual entregó en matrimonio a uno de sus estudiantes de Ifa, el día de la boda Orunmila dijo que a partir de ese momento su hija será conocida como Apetebi, La mujer casada con un Babalawo”.

Iboru Iboya Ibosheshe.

En el caso de la Apetebi Ayafa, es aquella mujer que además de tener su  Ikofa fun, ha levantado el Orunmila de un Babalawo, lo que implica haber participado en una ceremonia dentro de la iniciación de un nuevo Awo de Orunmila, siendo esta acción el compromiso de esta mujer con IFA y con el nuevo iniciado.

Las  Iyanifa  son mujeres que fueron iniciadas en IFA, siendo IYA (MADRE) cuyo significado es “Madre de IFA”. No siendo posible denominarlas Babalawos, ya que sólo se denominan así  a los hombres iniciados en IFA, siendo  BABA (PADRE), AWO (SECRETO) cuyo significado es PADRE DE LOS SECRETOS.

Según estudios las Iyanifa provienen de la rama Africana Tradicional, y se pudo conocer que no  todas las Religiones Africanas inician a las mujeres en Ifa. En la linea Lucumí se sostiene que el hombre debe iniciarse dentro de Ifa para recibir el beneficio de la energía femenina de IGBA ODU, por ende la iniciación de una mujer para recibir esta energía sería una redundancia, tal como lo señala los signos en sus patakies o historias: Ojuani Alakentu (donde sólo los Babalawos pueden ver a Olofin), Ojuani Popon (el camino donde nace el secreto de Olofin), e Irete Untelu (Oddun se convirtió en la mujer de Orunmila). Sin embargo, esto no impide que ellas puedan ser consultadas por Ifa y mucho menos recibir Ikofa fun para su comunicación con Ifa, pero sin ser iniciadas en una ceremonia como por la que pasa un Awo. En algunas líneas o ramas Nigerianas, la mujer es más amplio, permitiéndose a ellas poder realizar todas las ceremonias que puede hacer un Babalawo, con la excepción  de consagrar a otra persona en IFA.

La función de estas mujeres ha sido muy discutida incluso dentro de las propias regiones de África y sus linajes, algunos sostienen que la mujer no puede marcar ODU, pues en la ceremonia que se realiza, la mujer no es presentada en Orisa Igba Odu, esta ceremonia se denomina EGAN IFA. Limitando de esta forma la participación de mujeres en ceremonias en donde Orisa Igba Odu se encuentre presente. Sin embargo, su participación dentro de Ifa fuera de esta limitación es muy amplia.

En este mismo orden de idea tenemos al Awo Orumila Adalberto Herrera, Otura Tiyu, quien señala que toda línea a seguir en los ceremoniales del culto de Ifa deben ser seguidos o avalados por un patakies o escrituras de Ifa, e incluso indica que se ha venido desarrollando una tendencia a tergiversar una consagración muy poco conocida para las mujeres en el rango de Ifa, lo cual ha llevado a confusiones muy delicadas en cuanto a tratar de confundir la consagración llamada ADELE WA NI IFA TOLU con IFA para las mujeres, llamándola erróneamente “CONSAGRACION DE IYALAWO”  O “IYANIFA”.

Él explica, que el patakie del signo Odi Meyi, en donde “Se le entrega Ikofafun por primera vez a la Mujer”, está siendo mal interpretado hasta el punto que religiosos se están apoyando en el para hacerles Ifa a las mujeres, cosa que no debe ser, porque asegura que al patakie en mención, se les han omitidos partes fundamentales (ritos y rezos) por considerarlos secretos del culto, el cual solamente se les prepara a la madre y a la esposa del Babalawo (solo si levantaron a Orunla en la ceremonia del Awo ni Ifa), a quienes se les entregan una mano completa de 16 ikines de Ifa, ya lavados y consagrados con eure (chiva) y adie (gallinas). Los adele en cualquiera de los casos van dentro del Orunmila que ellas levantan en la ceremonia del Awo ni Ifa y llevan también ceremonias especiales. También se les puede dejar la mano de 16 ikines de ifa la cual adoraran y ambas pueden aprender Ifa pero no manipularlo, sus funciones son otras.

Finalmente, Otura Tiyu concluye que las mujeres les está prohibido ver a Oddun, por tanto no pueden hacer Ifa. Tampoco recibirlo, por ende como pueden lograr resolver una situación a través de la adivinación y por último no se debe confundir la ceremonia de Adele Wa Ni Ifa Tolu que se les hace a la madre y esposas del Awo de Orunmila con el hecho de hacer Ifa a las mujeres, ya que por más que se parezcan no guardan relación.

Ahora bien, al igual que el Awo Orunmila Otura Tiyu, quien tiene una gran experiencia  religiosa, opino que dentro de la Religión Yoruba todos somos importantes y que cada uno de nosotros bien sea hombre o mujer, tenemos diferentes razones y funciones que cumplir dentro de ella.

Considero que debemos seguir nuestra línea de Formación Religiosa, formación que hemos heredado de nuestros antepasados, que por muchas diferencias que pudiesen existir entre Casa Religiosas, existen principios básicos de formación que las hacen común a todas, específicamente la de las Consagraciones de un Babalawo, en donde la mayoría existente en Venezuela, se han iniciado bajo la línea de los primeros Awoses que pisaron tierras Venezolanas entre los años 1960 – 1986, tales como: Ubaldo Porto (†), Felix Cancio (†), Isidro Valdes (†), Isidro Quiroga (†), Luis Ramos, Roberto Lara (†), Arsenio Borrego, Buenaventura Paéz y su hijo Jose (Pepe), Adalberto Herrera y su hijo Alfonsito, Lazaro Hipolito Armenteros (†), Cuellar, Arredondo, Tinny, Ivo Morales Díaz (†) entre otros.

Es por ello que los Babalawos debemos apegarnos a nuestros principios, y no prestarnos para participar y mucho menos efectuar consagraciones en donde le damos la potestad a la mujer para tener el Titulo, Rol y/o Funciones tan igual que un Awo de Orunmila; aun cuando investiguemos o nos digan que, en alguna región del Continente Africano, efectúan este tipo de ceremonia, ya que esa no es nuestra línea de iniciación y/o formación como Babalawos. (tengamos sentido de pertenencia).

Soy de los que piensa que debemos resguardar las ceremonias de Ifa y más aún cuando nuestros mayores nos han inculcado que debemos ser recelosos con los secretos en especial de las mujeres, quienes tienen su papel bien definido en la Religión Yoruba. No se trata de machismo dentro de nuestra Religión, se trata de que cada quien tiene un papel fundamental no sólo en la Religión Yoruba, sino en las otras existentes, como son la Católica (Sacerdote o Cura) , donde sus géneros tienen funciones distintas.

En conclusión, más allá de que cada genero tenga sus funciones bien definida dentro de la Religión Yoruba, los Babalawos debemos tener sentido de pertenecía del Rol que estamos destinados a cumplir por juramento ante Olofin.

Finalizo indicando, que sino defendemos nuestros principios de origen (primeros Awoses que pisaron tierras Venezolanas) y nos prestarnos para participar y/o efectuar consagraciones dándole la potestad a una mujer para que cumplan Funciones tan igual que un Babalawo, posiblemente en un futuro no muy lejano van a ver más mujeres que los mismos hombres trabajando Ifa, desplazándonos de las funciones a la cual fuimos designados, hasta el punto que no podremos controlar la situación.

Como siempre, con esto no busco criticar métodos y forma de pensar; y mucho menos herir susceptibilidad de quienes practicamos esta hermosa religión, tampoco es una respuesta a opiniones que pudiesen tener otros religiosos sobre este tema en mención, porque considero que todas las opiniones deben ser respetadas aun cuando no se esté de acuerdo con lo que se menciona. La intención es expresar un pensamiento de un tema que pudiese estar sucediendo dentro de nuestra religión, la cual requiere ser estudiada o comprendida con la finalidad de actuar de la manera más razonable posible.

Que la Bendición de Olofin este siempre con nosotros.

Cito: “No hay Religión Mala, sino Malos Religiosos”  Seamos buenos Religiosos !!!

Iboru Iboya Ibosheshe.


Awo Orunmila Iroso Meyi.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s